Carmilla- Sheridan Le Fanu

by - agosto 08, 2017

Sinopsis:
Joseph Sheridan Le Fanu publicó Carmilla en 1872, un año antes de su muerte, como un cuento breve en una colección titulada In A Glass Darkly. Si bien no es la primera historia de vampiros que se escribió, el personaje de la vampiresa Carmilla influyó, sin duda, en la delineación del Drácula de Bram Stoker. La historia tiene lugar en Styria donde Laura, la joven narradora, vive en un vetusto castillo con su anciano padre y unos pocos sirvientes. Carmilla aparece por primera vez en escena cuando Laura cuenta con tan sólo seis años. Tras dormirse en los brazos de Carmilla, se despierta sobresaltada al sentir dos agujas clavándosele en el pecho. Su niñera y el ama de llaves, que entraron en la habitación al escuchar sus gritos, no encontraron a nadie ni marca alguna en su pecho. Carmilla reaparecerá trece años después, cuando el carruaje en el que viaja junto con su elegante madre tiene o simula tener un accidente cerca del castillo de Laura, y Carmilla debe quedarse para recuperarse. El resto de la historia se desarrolla con el suspense de una novela policíaca y la pasión y melancolía de un inusual relato de amor entre la protagonista y la mujer vampiro, hasta culminar en un final que ha marcado toda la posterior literatura de vampiros.
Sheridan Le Fanu:
Joseph Thomas Sheridan Le Fanu fue un escritor irlandés que nació el 28 de agosto de 1814 en Dublín y que falleció el 7 de febrero de 1873 en la misma ciudad. Es conocido sobre todo por sus relatos de misterio y de terror. Procedente de una familia de origen hugonote, su padre fue pastor en varias localidades protestantes. Joseph estudió Derecho en el Trinity College, donde fue nombrado auditor de la Sociedad de Historia de la Universidad. Nunca llegó a ejercer la abogacía, dedicándose al periodismo. En 1838 comenzó a publicar relatos en el Dublin University Magazine; y desde 1940 se hizo con el control de varios periódicos. En 1844 se casó con Susanna Bennett, con quien tuvo cuatro hijos. Poco a poco se fue involucrando en política debido a su campaña contra la indiferencia del gobierno británico hacia la hambruna irlandesa, pero su vida personal era complicada debido a la enfermedad de su mujer, quien sufría de crisis de ansiedad y una avanzada neurosis que al parecer le costó la vida en 1858. Le Fanu dejó de escribir, atormentado por la muerte de su esposa, y no volvió a hacerlo hasta la muerte de su madre en 1861, apoyado por su prima, Lady Gifford, con quien mantuvo correspondencia hasta la muerte de ésta. Al hacerse dueño del Dublin University Magazine, aprovechó para publicar en esta revista sus novelas de manera seriada. Aunque por exigencias de editores y de sus lectores escribía relatos y novelas siguiendo las modas británicas del momento, en sus últimos relatos regresó al folclore irlandés como fuente de inspiración.
Influencia:
Esta novela bebe de dos influencias de una gran importancia la primera basada en un personaje histórico Erzabeth Bathory, la condesa sangrienta (la cual merece una especial mención); y la segunda reside en la obra de Dom Calmet Tratado sobre los vampiros (manual sobre vampirología)
Erzabeth Bathory; nació en 1560 en Byrbathor, una ciudad de la región de Transilvania, en la Hungría profunda. Pertenecía a una de las familias más adineradas y poderosas del país. Era sobrina de Istvan Báthory, príncipe de Transilvania y rey de Polonia entre 1575 y 1686. Pasó su infancia en el castillo de los Ecsed, la rama más extravagante de los Báthory, repleta, como consecuencia de los matrimonios consanguíneos.
Erzabeth fue educada con esmero, algo inusual para su tiempo, cuando muchos nobles ni siquiera sabían leer y escribir. A los 15 años fue obligada a casarse con el conde Ferenc Nadasdy, que tenía 26 y se pasaba la vida batallando contra los otomanos; una primera muestra de la crueldad de Isabel aparece en la correspondencia que sostuvo con su marido ausente, en la que ambos intercambian ideas sobre las técnicas más apropiadas para castigar a los criados.
La muerte de Ferenc en 1604 fue el punto de inflexión definitivo en la espiral de violencia de Isabel, que al verse viuda dio rienda suelta a toda su psicopatía. con la ayuda de su cómplice Darvulia, una supuesta bruja de la región montó un siniestro laboratorio -más bien cámara de suplicios- en los sótanos del castillo y se dedicó a las prácticas de magia negra. Bebía sangre, se daba baños de sangre, arrancaba su carne mientras sus sirvientas las sujetaban todo para obtener la belleza eterna; entre sus víctimas (generalmente mujeres) solían ser campesinas, pero luego fueron muchachas de familia noble, por lo que al final fue descubierta y juzgada.
Al final fue condenada a cadena perpetua, tapiaron su habitación y allí vivió emparedada durante casi cuatro años, medio muerta de hambre y de frío, alimentándose de la escasa comida que le hacían llegar por una ínfima ventanita. Nunca mostró arrepentimiento ni llegó a entender por qué la condenaron. Murió el 21 de agosto de 1614, al anochecer.
Muchos rasgos de este personaje histórico corresponden con rasgos de la novela, el erotismo, la muerte lenta y agonizante, el gran número de fallecidos que aparece en el libro, además de los tonos lésbicos inspirados en la Condesa Sangrienta de la que se dice que disfrutaba de relaciones lésbicas.
Además, influyo notablemente en la novela gótica, y sobre todo en lo referente al vampirismo. Influyendo en Bran Stoker en su obra Drácula; tanto en algunos de sus personajes (Mina es un reflejo de Laura, o Lucy de Carmilla), los vampiros descritos son de origen noble; además originalmente ambas novelas estaban situadas en el mismo lugar Estiria, pero al final en Drácula se cambió hacia Transilvania; poseen una forma narrativa similar y ambas están influenciadas por la historia húngara. La única diferencia de gran importancia está en la orientación sexual del vampiro, el Drácula es heterosexual y en Carmilla homosexual.
Opinión:
Vamos a empezar hablando del estilo de la obra; es una novela gótica perteneciente al romanticismo, por lo que vamos a encontrar muchas de las características generales en esta novela, vemos una ambientación tétrica y misteriosa, la acción se desarrolla en un viejo castillo lo que aumenta la atmósfera de suspense. Además, vemos que los personajes no reprimen sus sentimientos, haciendo gala de ellos el autor consigue trasmitírtelos, para finalizar en este tipo de novela el erotismo tiene un punto clave.
Los temas que se desarrollan en dicha novela son el misterio, con recuerdos y con acontecimientos sobrenaturales; otro tema de gran importancia es el terror, hay que entender que es un terror clásico particularmente no hay escenas de miedo sino de un ambiente tétrico, misterioso y un poco terrorífico en ciertas ocasiones. Por último, un tema de gran importancia es el erotismo, el autor exalta el erotismo en una relación lésbica (que genero una gran polémica en la época) donde no aparecen solamente símbolos y acciones con un claro contenido sexual sino también pensamientos y sentimientos de la protagonista hacia Carmilla.
La técnica narrativa es bastante curiosa, y es uno de los puntos fuertes del libro, está recogida como una crónica de la propia protagonista Laura después de cinco años de los hechos, entonces al ser ella la narradora aporta todos sus pensamientos, actuales y pasados a la historia, algo bastante interesante.
Los personajes principales Laura, la narradora, y Carmilla están muy bien dibujado siendo una contraposición la una de la otra tiene una psicología profunda. Laura es la expresión de la dulzura, serenidad, amistoso e inocente va a ser Carmilla la que la haga “despertar”. Carmilla es una mujer manipuladora, seductora, en ciertas ocasiones agresivas podríamos denominarla como una depredadora.
Otros dos personajes de gran importancia residen en la figura del padre de Laura, que es muy protector con esta, un hombre nada excéntrico con ideas muy clara sobre el funcionamiento del mundo y la lógica del mismo; y en la figura del Barón Vordenbay el cual es un experto en vampiros a raíz de la muerte de su protegida, es un hombre trastocado y destruido, es un hombre al cual le mantiene el deseo de venganza. Este último tuvo una gran influencia en Stoker ya que muchos de los puntos de este personaje aparecen representados en Van Helsi.
En conclusión, es una obra, que me llamo mucha la atención por la atmósfera perfectamente construida de terror ambiental, ya que hay momentos que sientes la angustia, el deseo o la desesperación de los propios personajes. Es de rápida lectura y no es pesada, no hay excesos de descripciones como suelen abundar en este tipo de novelas. Es una novela perfecta para empezar adentrarse en el mundo de los vampiros debido a su ritmo constante y fluido.
Puntuación:
7/10

Un gran clásico; poco conocido, capaz de inspirar los relatos más tétricos.

You May Also Like

4 comentarios

  1. ¡Hola chicas!

    Le fanu, uno de los primeros románticos que leí en mi vida, gracias a una colección de relatos que tenían los padres de una amiga en su casa y nosotras nos pasábamos los veranos leyendo todos esos libros que estaban medio apartados en un desván...qué recuerdos.

    Una gran obra, si señor. Gracias por compartirla.
    besitos.

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía y ha despertado mi interés. Ahora mismo no me replanteo leerlo porque estoy con Crepúsculo y tengo bastante ya con vampiros, pero quizás más tarde sí, cuando me tome un descanso de estas criaturas. Lo buscaré por la biblioteca que seguro que está. Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar