El Principito, Antoine De Saint-Exupèry

by - abril 10, 2017

Sinopsis;
Viví así, solo, sin nadie con quien hablar verdaderamente, hasta que tuve una avería en el desierto del Sahara, hace seis años. Algo se había roto en mi motor. Y como no tenía conmigo ni mecánico ni pasajeros, me dispuse a realizar, solo, una reparación difícil. Era, para mí, cuestión de vida o muerte. Tenía agua apenas para ocho días.
La primera noche dormí sobre la arena a mil millas de toda tierra habitada. Estaba más aislado que un náufrago sobre una balsa en medio del océano. Imaginaos, pues, mi sorpresa cuando, al romper el día, me despertó una extraña vocecita que decía:
—Por favor..., ¡dibújame un cordero!



Antoine De Saint-Exupèry:
Nacido en una familia aristocrática de la ciudad de Lyon, Antoine de Saint-Exupéry pasó una infancia feliz, pese a la muerte prematura de su padre. Pasó el bachillerato en 1917 y, tras su fracaso en la Escuela naval, se orientó hacia las artes y la arquitectura. Se hizo piloto cuando estaba cumpliendo el servicio militar en 1921, en Estrasburgo.
En 1926 entra en la compañía Latécoère (la futura Aéropostale) y transporta el correo de Toulouse a Senegal. A finales de 1927 es destinado como jefe de escala a Cabo Juby, entonces bajo administración española. En 1929 se traslada a Sudamérica, y publica sus primeras novelas: Courrier sud, en 1929, y sobre todo Vol de nuit, en 1931, con la que logra un gran éxito; en ambas se inspira en sus experiencias como aviador.
En Buenos Aires, donde conoció a quien sería su esposa, la millonaria salvadoreña Consuelo Suncín, fue nombrado director de la empresa Aeroposta Argentina, filial de la Aéropostale, donde tuvo la misión de organizar la red de América Latina. Tal es el marco de su segunda novela, Vuelo nocturno. En 1931, la bancarrota de la Aéropostale puso término a la era de los pioneros.
Desde 1932, y dadas las dificultades de su empresa, Saint-Exupéry se consagra al periodismo y la escritura. Hace reportajes sobre la Indochina Francesa (hoy Vietnam) en 1934, sobre Moscú en 1935, y sobre España en 1936, previos al inicio de la Guerra Civil en este último país. Sin embargo, no dejó de volar como piloto de pruebas, y efectuó varios intentos de récords, muchos de los cuales se saldaron con graves accidentes: en el desierto egipcio en 1935, y en Guatemala en 1938.3 Sus reflexiones sobre el humanismo las recogió en Terre des hommes, publicado en 1939.
Ese mismo año, fue movilizado por el ejército del aire. Perteneció a una escuadrilla de reconocimiento aéreo. Tras el armisticio forzado por la invasión alemana, se marcha de Francia, y se dirige a Nueva York para intentar que los norteamericanos entren en guerra. Se convierte ya en una de las voces influyentes de la Resistencia.
Al fin, en la primavera de 1944, va a Cerdeña y luego a Córcega en una unidad de reconocimiento que fotografía muy diversas zonas pensando en un desembarco en Provenza. Pero su avión desapareció en una de esas misiones, el 31 de julio de 1944. El misterio de su destino duró décadas; hacia el año 2000 se recuperaron los restos de su avión con la identificación personal.

Citas:
“Un día vi ponerse el sol cuarenta y tres veces”
“Si alguien ama a una flor de la que no existe más que un ejemplar entre millones es bastante para que sea feliz”
“Era una flor tan orgullosa”
“Hay que exigir a cada uno lo que cada no puede hacer- replicó el rey- La autoridad reside, en primer término, sobre la razón”
“-A quien toco, lo vuelvo a la tierra de donde salió- dijo aún- Pero tú eres puro y vienes de una estrella…”
“No se ve bien sin el corazón”
“Es tan misterioso el país de las lágrimas”
“Comprendes. Es demasiado lejos. No puedo llevar mi cuerpo. Es demasiado pesado”

Opinión;
Libro que en un primer momento; se ha publicitado dentro del género infantil, nos demuestra que no siempre ben se hacen las clasificaciones; puesto que el contenido filosófico variara dependiendo las lecturas que hagas a lo largo de los años, es decir lo puede leer tanto un niño como un adulto (las personas grandes).
La temática muy variada, ya que habla desde el amor a la muerte pasando por la soledad, son temas de gran complejidad que el autor expone de una forma brillante, a través de un dialogo con el Principito.
Este libro, me ha recordado a mi infancia y me ha preparado para el futuro, haciéndome recordar el valor y la importancia de las cosas sutiles de la vida. No hace falta un vocabulario denso y complejo, para explicar temas tan profundos, sino de forma suave y delicada, sin enredos ni metáforas el autor lo logra con una prosa extraordinaria.
Conclusión; creo que es un libro importante para releer a lo largo de la vida, ya que después de su lectura llegas a la compresión de la realidad de una forma diferente, más pura y más sencilla de lo que nosotros creamos cuando crecemos.

Puntuación;
10/10
Indispensable.



You May Also Like

0 comentarios