El amor en tiempos de cólera- Gabriel García Márquez

by - mayo 29, 2017

Sinopsis:
La historia de amor entre Fermina Daza y Florentino Ariza, en el escenario de un pueblecito portuario del Caribe y a lo largo de más de sesenta años, podría parecer un melodrama de amantes contrariados que al final vencen por la gracia del tiempo y la fuerza de sus propios sentimientos, ya que García Márquez se complace en utilizar los más clásicos recursos de los folletines tradicionales. Pero este tiempo —por una vez sucesivo, y no circular—, este escenario y estos personajes son como una mezcla tropical de plantas y arcillas que la mano del maestro modela y fantasea a su placer, para al final ir a desembocar en los territorios del mito y la leyenda. Los zumos, olores y sabores del trópico alimentan una prosa alucinatoria que en esta ocasión llega al puerto oscilante del final feliz.

Gabriel García Márquez:
En la última década del siglo XIX, Rubén Darío dio a Hispanoamérica la independencia literaria al inaugurar la primera corriente poética autóctona, el Modernismo. Mediado el siglo XX, correspondió al colombiano Gabriel García Márquez situar la narrativa hispanoamericana en la primera línea de la literatura mundial con la publicación de Cien años de soledad (1967). Obra cumbre del llamado realismo mágico, la mítica fundación de Macondo por los Buendía y el devenir de la aldea y de la estirpe de los fundadores hasta su extinción constituye el núcleo de un relato maravillosamente mágico y poético, tanto por su desbordada fantasía como por el subyugante estilo de su autor, dotado como pocos de un prodigioso "don de contar".
El mundo de Macondo, parábola y reflejo de la tortuosa historia de la América hispana, había sido esbozado previamente en una serie de novelas y colecciones de cuentos; después de Cien años de soledad, nuevas obras maestras jalonaron su trayectoria, reconocida con la concesión del Nobel de Literatura en 1982: basta recordar títulos como El otoño del patriarca (1975), Crónica de una muerte anunciada (1981) o El amor en los tiempos del cólera (1985).
Como máximo representante del Boom de la literatura hispanoamericana de los años 60, García Márquez contribuyó decisivamente a la merecida proyección que finalmente alcanzó la narrativa del continente: el fenómeno editorial del Boom supuso, en efecto, el descubrimiento internacional de numerosos novelistas de altísimo nivel apenas conocidos fuera de sus respectivos países.

Citas:
“Ya me sobrará tiempo para descansar cuando me muera, pero esta eventualidad no está todavía en mis proyectos”
“Además, la clandestinidad compartida con un hombre que nunca fue suyo por completo, y en la que más de una vez conocieron la explosión instantánea de la felicidad, no le pareció una condición indeseable. Al contrario: la vida le había demostrado que tal vez fuera ejemplar.”
“Otra cosa bien distinta habría sido la vida para ambos, de haber sabido a tiempo que era más fácil sortear las grandes catástrofes matrimoniales que las miserias minúsculas de cada día.”
“Aprovecha ahora que eres joven para sufrir todo lo que puedas -le decía-, que estas cosas no duran toda la vida”
“Fue el error de su vida, tal como su conciencia iba a recordárselo a cada hora de cada día, hasta el último día”
“Fue así como se encontró cuando menos lo pensaba en el santuario de un amor extinguido antes de nacer”
“Tenía que enseñarle a pensar en el amor como un estado de gracia que no era un medio para nada, sino un origen y un fin en sí mismo”
“El hecho de que alguien no te amé como tú quieras, no significa que no te ame con todo su ser.”

Opinión:
Esta obra junto a Crónica de una muerte anunciada, Cien años de soledad y El general no tiene a quien le escriba representan y describen al autor y a al carácter latinoamericano en todo su esplendor, redescubriéndonos sus paisajes, el sabor de su cultura, los tabúes y costumbres de estos pueblos.
El autor tiene un estilo, en mi opinión un poco recargado y peca, en algunas ocasiones, de ser extremadamente descriptivos en los detalles. No obstante, esto no me pareció un inconveniente ya que utiliza esta característica como un arma de doble filo, dibujando y especificando algunos detalles de forma muy determinada y desdibujando o borrando otros.
Es un libro que versa sobre el amor, el olvido, la fidelidad y la esperanza. Al uso no es una novela de amor romántico, tampoco lo podríamos calificar como una novela de desamor. Yo creo que nos muestra las diversas facetas de amor, nos muestra las diversas identidades de este, como esta camuflado; y como supera los años y las cicatrices.
Yo creo que es una novela que habla sobre la vida que hay después de un gran amor, la vida que hay después del primer amor, sobre la obsesión que hay que puede generar este. Es la historia de un amor que nunca se realizó pero que en cierto sentido se mantuvo.
Ante todo, es la fidelidad de Fermina con su marido, aun cuando este no lo es para con ella, el dolor que esto causa y el perdón que ella al final realiza. Vemos de esta forma como nos muestra un amor tranquilo y conciliador.
El estilo del autor es característico debido a en gran medida a sus años de trabajo en el mundo del periodismo. Aunque en ocasiones es lento y cuesta engancharse, es un libro que recomiendo por la enseñanza que podemos sacar no solo de la esperanza, que deja al final el regusto de una vida en desamor, sino porque muestra, en mi humilde opinión todas las formas que hay de amar y de ser amado.

Puntuación:
7.5/10

Muy romántico pero un poco lento.

You May Also Like

4 comentarios

  1. Fue lo primero que leí de él, hace ya muuuuuuuchos años y aunque al principio me parecía aburrido con el tiempo lo disfruté mucho.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este autor cuesta cogerle el punto, pero cuando le cojes el tino es adictivo.

      Eliminar
  2. Aunque Crónica de una muerte anunciada me gustó, pero el estilo excesivamente descriptivo de este autor no es lo mío y la trama no me llama, así que voy a dejarlo pasar.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que crónica tiene un estilo menos descriptivo. Aun así, seguro que si le cojes un día igual te gusta.
    Un beso

    ResponderEliminar